Centro de desintoxicación en Málaga

No es un secreto que nuestra sociedad actual tiene un serio problema con las tecnologías, pero ¿Qué es la tecnoadicción?

La tecnoadicción es una enfermedad que sufren aquellas personas que tienen un deseo muy fuerte e incontrolable por estar a todas horas utilizando las TIC. Este fenómeno es relativamente nuevo, ya que surgió con la salida al mercado de los Smartphones y las redes sociales. Es importante saber que el uso de las tecnologías no es para nada perjudicial si este uso se hace con responsabilidad, pero, en muchas ocasiones, termina perjudicando en la calidad de vida y bienestar de las personas.

El origen de este problema está en la educación, al ser un problema que ha surgido en los últimos años, incluso los padres se ven afectados o no son capaces de educar adecuadamente a sus hijos para evitar este problema.

Aunque este problema no está catalogado como un trastorno por el DSM (Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), sí que existen muchos expertos y profesionales que han comenzado a catalogarlo como tal, habiendo despertado el interés de un gran número de psicólogos y especialistas de este campo.

Tipos de tecnoadicción

Aunque todos los tipos de tecnoadicción son causados por el uso de las tecnologías, lo cierto es que existen una gran cantidad de variantes dependiendo los medios que se usen, vamos a ver los más comunes:

  • Adicción a los Smartphones o móviles inteligentes: Esta se produce cuando se tiene una dependencia excesiva a este tipo de móviles, ya sea mediante redes sociales, por internet o mensajería.
  • Adicción a internet: En esta categoría incluimos a aquellas personas que realizan una navegación compulsiva en internet, mediante foros o contenidos web.
  • Adicción a las redes sociales: Este problema está afectando considerablemente a la juventud de nuestro país, provocando serios problemas de autoestima y ansiedad.
  • Adicción a los videojuegos: Aunque el mundo de los videojuegos es fascinante y tiene numerosas ventajas, lo cierto es que hay que hacerlo con muchísima responsabilidad, existen sobre todo algunos tipos de juego, como los Gambling o los MMO (videojuegos de rol multijugador masivos en línea), donde se requiere de mucho tiempo y ciertas personas terminan “viviendo” dentro de ese juego.
  • Además, los adolescentes suelen tener bajo rendimiento escolar y baja autoestima.
  • Adicción a las plataformas de Streaming: La llegada de Twitch u otras plataformas ha supuesto un nuevo tipo de adicción a muchas personas (sobre todo adolescentes) los cuales se involucran demasiado y pueden terminar teniendo serios problemas en su vida cotidiana.
  • Estos tipos de tecnoadicción, aumentos el riesgo de padecer de la patología FOMO.
adicción a la tecnología

 

Causas de la tecnoadicción

Como hemos dicho antes, el problema de este fenómeno no es la tecnología en sí, sino el uso que hagamos de ellas. En la gran mayoría de los casos estos problemas surgen a través de la falta de habilidades sociales o una baja autoestima. Estas tecnologías permiten estar conectados con cualquier lugar del mundo y tener una información prácticamente ilimitada.

Para muchos psicólogos el problema está en el uso patológico que hacemos de estas nuevas tecnologías, por lo que es importante no prohibir su uso, sino hacer ver a las personas que su mal uso traerá una gran serie de problemas.

Por lo general, una mala educación en este campo o distintos problemas sociales suelen ser las causas más significativas de este problema.

Tratamiento de la tecnoadicción

El tratamiento de la tecnoadicción es un proceso complejo que comienza con la conciencia y la aceptación del problema por parte de quienes lo sufren.

Es crucial identificar los patrones que nos indican un uso excesivo de la tecnología y sus consecuencias negativas en la vida diaria. Una vez lo hemos reconocido, se puede buscar ayuda profesional.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es efectiva para cambiar los hábitos relacionados con la tecnología, gracias a ella podemos establecer límites y desarrollar habilidades de afrontamiento. Además, el apoyo de familiares y amigos es vital para conseguir avanzar con este problema.

Establecer rutinas sin dispositivos, practicar mindfulness y participar en actividades al aire libre también son estrategias útiles para reducir la dependencia tecnológica.

Prevención de la tecnoadicción

Como siempre decimos, la prevención es la mejor terapia.

Para prevenir este problema debemos adoptar hábitos saludables desde el principio educando sobre el uso responsable de la tecnología, especialmente en niños y adolescentes.

Establecer límites claros para el tiempo de pantalla y fomentar actividades alternativas, como el ejercicio, la lectura y las interacciones cara a cara, puede ayudar a equilibrar el uso de la tecnología.

Crear zonas libres de dispositivos en el hogar y momentos sin tecnología, como durante las comidas o antes de dormir, también contribuye a una relación más sana con los dispositivos digitales. La autoevaluación periódica del uso de la tecnología puede ayudar a identificar y corregir posibles excesos a tiempo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 23

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

Llámanos