Centro de desintoxicación en Málaga

El alcoholismo es un problema que afecta a un gran número de problemas y familias alrededor del mundo. Pero ¿Qué tipos de alcoholismo existen? En este blog vamos a ver la clasificación que hace para los tipos de alcoholismo Jellinek, comprendiendo bien cada uno de ellos para poder abordar el problema de la manera más efectiva posible.

¿Qué significa ser alcohólico?

Una persona alcohólica es aquella que vive atrapada por el consumo del alcohol, llegando a experimentar una fuerte dependencia tanto física como emocional hacia la bebida.
Este trastorno termina creando una tolerancia creciente al alcohol y desarrollando lo que se conoce como el síndrome de abstinencia cuando se reduce su consumo.
El día a día de una persona alcohólica se ve realmente afectado, limitando su vida laboral y social en gran medida.

¿Cuándo se considera una persona alcohólica?

Aunque el alcohol es una droga legal donde su consumo está socialmente aceptado, es importante diferenciar cuando una persona se considera alcohólica. Podemos considerar a una persona como alcohólica cuando su consumo se vuelve problemático, afectando tanto a su salud como a su vida laboral o social. También una persona alcohólica no puede dejar el alcohol, por lo que para diagnosticar el alcoholismo no vamos a observar la cantidad o frecuencia de su consumo, sino el impacto que el alcohol tiene en la vida del individuo.

En resumen, una persona alcohólica es aquella que es dependiente del alcohol, es decir, que se ha apoderado de su vida y sufre un deseo continuo de beber, siendo muy difícil controlar su consumo, aunque niegue la existencia de este problema.

Tipos de alcoholismo existentes según Jellinek

El alcoholismo ha sido estudiado por grandes mentes a lo largo de los años, pero hoy vamos a ver las variantes que el fisiólogo y especialista en bioestadística Elvin Morton Jellinek realizó en sus estudios para diferenciar a los tipos de bebedores mediante sus características y pasos para su tratamiento

Alcohólico ALFA

Este tipo de bebedor tiene una fuerte necesidad emocional del alcohol, usándolo para aliviar el dolor emocional sin llegar a depender físicamente de él ni experimentar síntomas de abstinencia. Busca evadirse de preocupaciones y problemas diarios a través del alcohol, usándolo como ansiolítico.

Alcohólico BETA

Caracterizado por el consumo habitual y excesivo de alcohol sin dependencia física. Su consumo está influenciado por el entorno sociocultural y puede llevar a problemas de salud como gastritis o cirrosis.

Alcohólico GAMMA

La dependencia en este caso es tanto física como psicológica. La persona desarrolla una clara progresión hacia la dependencia completa, alternando entre períodos de sobriedad y embriaguez, y a menudo bebe en secreto para ocultar su problema a los demás.

Alcohólico DELTA

Estos individuos presentan una fuerte dependencia tanto física como psicológica y un vínculo social con el consumo de alcohol. Les resulta muy difícil mantenerse abstemio por largos periodos y suelen consumir grandes cantidades de alcohol a diario.

Alcohólico ÉPSILON o DIPSOMANÍA

Este patrón de consumo se caracteriza por episodios de ingesta excesiva de alcohol seguidos de periodos de abstinencia o consumo moderado. Las personas con este tipo de alcoholismo pueden estar sin beber durante largos periodos, pero cuando lo hacen, les resulta difícil parar, llegando a estados de embriaguez que causan problemas de conducta. Estos episodios suelen ocurrir de manera ocasional, entre 3 y 10 veces al año, pero tienen un gran impacto negativo en la vida de la persona.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz click para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.2 / 5. Recuento de votos: 12

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

Llámanos